Loading...

jueves, 23 de diciembre de 2010

Las comunidades virtuales: la unión hace la fuerza.

Las comunidades virtuales son grupos de personas, con algunos intereses similares, que se comunican a través de Internet (disponen de un entorno comunicativo on-line, forman un red personal telemática) y comparten información y recursos (aportan y esperan recibir). Entre las características que generalmente tienen las comunidades virtuales destacamos:
- Hay unos objetivos comunes relacionados con determinadas necesidades de sus integrantes
- Existe un cierto sentido de pertenencia a un grupo.
- Se utilizan unas mismas infraestructuras telemáticas, generalmente basadas en los servicios de Internet, que por lo menos permiten comunicaciones de uno a todos y de uno a uno. Básicamente se utiliza el e-mail y una lista de distribución, pero a menudo existe también una página web (portal del grupo), espacios para desarrollar foros...
- Alguno de sus miembros realizan actividades para el mantenimiento del grupo (moderación, actualización de la página web...)
- Hay una cultura común: se comparten unos valores, unas normas y un lenguaje, en un clima de confianza y respeto.
- Se realizan actividades que propician interacciones entre los integrantes de la comunidad: preguntas, discusiones, aportaciones informativas...
- Los integrantes se proporcionan ayuda: emotiva (compañía virtual, comunicación...) y cognitiva (suministro de información...).
Un tipo de comunidades virtuales son las comunidades virtuales de aprendizaje, que pretenden la construcción personal y/o colectiva de determinados conocimientos mediante las interacciones entre sus integrantes que colaboran para el logro de este objetivo.
La creación de estas comunidades en el marco de la enseñanza, tanto presencial como a distancia, constituye un poderoso recurso educativo de apoyo para los estudiantes. Por otra parte, las comunidades virtuales de profesores (o de agentes educativos en general) suponen un magnífico medio de formación continua y de obtención "in time" de los apoyos cognitivos y emotivos que puedan necesitar.

"Las comunidades son redes de relaciones personales que proporcionan sociabilidad, apoyo, información y un sentido de pertenencia e identidad social" (Wellman, 2001)